Espacio Arte Movimiento y Salud

Antonio Soubirón 19 agosto, 2013

2

Quizás muchos de nosotros hemos experimentado incomodidades frente a la posibilidad de hacer una parada en la rutina diaria para realmente estar con uno mismo. Muchas veces se genera la idea de que estamos solos, pero en verdad estamos “con nosotros mismos”. Algo que en la práctica se va entrenando, conocido como el arte de “experimentarme”.

Durante los próximos días vamos a continuar explorando la misma posición, haciendo pequeñas modificaciones y buscando un poco más de comodidad. Asimismo, utilizaremos apoyo en aquellas partes en las que se sintamos necesidad (pelota, almohadón, etc). Una vez logrado esto, se busca ahora sí, esa comodidad, realizando las mencionadas modificaciones pero manteniendo las piernas largas así se puede colocar algo debajo de las rodillas para descansar mejor.

Vamos a traer a la memoria los espacios o puntos de nuestro cuerpo que pueda haber sentido, si son varios, elegimos el primero que aparezca y vamos a seguir contemplando ese lugar llevando las manos y sobre él. Con esto se logra tener un acercamiento y conciencia del mismo. Desde la atención, la respiración y la escucha, nos fundimos en la experiencia…

Espero que hayan podido contemplarse un poco estos días desde la respiración, escuchando las voces de su propio cuerpo físico.

Compartir TWITTEAR

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *